Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales
Entrar

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Actividades / Seminarios / Seminario Junior / Actividades / Descartes musical

Descartes musical

Ponente: Ruby Almazán Calzada
Institución: Facultad de Ciencias
Tipo de Evento: Divulgación
Cuándo 26/04/2017
de 14:30 a 15:30
Dónde Salon de seminarios Graciela Salicrup
Agregar evento al calendario vCal
iCal

En 1618 un joven René Descartes llega a la provincia de Brabante en los Países Bajos como parte del ejército francés. Ahí conoce a Isaac Beeckman, un “naturalista” holandés que había venido trabajando ya el movimiento de vibración de las cuerdas y su relación con el sonido. Por otro lado, musicalmente hablando, nos encontramos en un periodo de transición entre el renacimiento y el barroco donde se están dando reformas en los sistemas tonales para atacar problemas de la afinación. Entre estas reformas, se encuentran la primera y segunda prácticas, fuentes de la controversia Artusi-Monteverdi que se dio solo 10 años antes del Compendium Musicae. Descartes y Beeckman comenzaron una relación alumno-maestro, de hecho, pocos saben que Beeckman es el culpable que Descartes se volviera un físico-matemático (el término científico aun no aparece en este momento de la historia), y aunque no fuera especialmente un buen matemático sus contribuciones a los ejercicios matemáticos de Descartes se volvieron cruciales para que éste sentara las bases de lo que más adelante se convertiría en la base de su trabajo subsecuente en esta área. En diciembre de ese mismo año, como un regalo para su nuevo mejor amigo, Descartes presenta el Compendium Musicae. Pero como al salir de un examen, Descartes se dio cuenta de sus deficiencias en su tratado y le pidió a Beeckman que lo mantuviera en secreto. Descartes y Beeckman pretendieron encontrar un orden musical alejándose del complicado sistema plurimodal en el que se asentaba la música contrapuntista de su tiempo. El Compendium Musicae es el primer ejercicio de Descartes para la matematización y racionalización de la naturaleza, algo que prevalecerá en el trabajo de Descartes a lo largo de su vida. El fundamento de esta racionalización en la música radica en el fenómeno de los sonidos armónicos. Para Descartes el sonido dependía de razones aritméticas, tales que entre fuesen razones simples la consonancia sería más placentera de escuchar. Descartes centra su atención en el problema de las consonancias musicales. Siendo instruido por Beeckman y con ideas de Zarlino (teórico musical del renacimiento), Descartes sabe que las consonancias musicales se producen al dividir la cuerda en proporciones se podría encontrar la escala pitagórica. Pero además de saber construir la escala Descartes sabe los problemas que esta conlleva: El circulo de quintas no se cierra y esto deriva en la incompatibilidad de las consonancias puras y las disonancias. El objetivo de la plática es ir a través del proceso que llevo a Descartes a escribir el Compendium, sus influencias tanto teóricas como musicales, además del alcance que pudo tener su trabajo musical una vez publicado.

archivado en: