Q-Mexico
   Página Principal [Versión PDF]    

DISCURSO PRONUNCIADO EN LA CEREMONIA DE ENTREGA DE CARTAS DE NATURALIZACION

MICHO ÐURÐEVICH

Tlatelolco, Infinita Ciudad de México, Jueves, 29 de Enero de 2004

Lic. Vicente Fox Quesada,
Presidente de Los Estados Unidos Mexicanos

Lic. Luis Ernesto Derbez, 
Secretario de Relaciones Exteriores

Soy de un país pequeño, más allá de otra ribera del Mar Atlántico, de la tormentosa tierra de los Balcanes. Este bello país que ahora existe solamente en historias y leyendas. Era un proyecto excepcional, un mosaico de diversas culturas y naciones, unificadas en una sociedad armónica. Pero lamentablemente las fuerzas de la oscuridad ganaron, empezó la guerra, y todo se fue por el camino de la destrucción. Es un cuento muy triste, de cómo valores y logros fundamentales de una sociedad libre, pueden resultar en el fondo tan frágiles, y pueden desaparecer en un instante, en llamas de una guerra sin sentido.

En medio de esta guerra, hace más de diez años, y después de defender mi tesis doctoral en física cuántica, se me presentó una oportunidad muy particular de visitar México, y tomar parte en un congreso de física-matemática. Solamente gracias a la ayuda de muchas distinguidas personas de mi pueblo natal, he podido llegar aquí. Desde esos tiempos, he estado siempre en México, y nunca he regresado a mi tierra de nuevo.

Pero nunca, ni siquiera durante los primeros días cuando no sabía yo ni una palabra de español, nunca me he sentido como un verdadero extranjero en México. Una simple y profunda verdad, siempre entrelazaba cada momento y cada paso mío por este espacio-tiempo: México tiene un gran corazón, un corazón Infinito.

Desde el principio, he recibido apoyo completo e incondicional para mis proyectos de investigación de parte de unos excepcionales mexicanos, que ahora son buenos amigos míos y colegas científicos. La Universidad Nacional Autónoma de México, me ha recibido calurosamente con sus puertas abiertas y su excelente entorno académico. En particular, el Instituto de Matemáticas de la UNAM, donde trabajo como investigador, me ha proporcionado, de muchas maneras, el apoyo necesario para continuar con el desarrollo de mis teorías en física y geometría cuántica, así como para iniciar nuevos capítulos en las investigaciones científicas. Incluyendo un proyecto de computación de mi empresa, que tiene como su propósito principal el desarrollo de las más avanzadas tecnologías libres en sistemas operativos.

México tiene un enorme potencial espiritual y creativo y de desarrollo en general. En trazas de las antiguas civilizaciones de México, encontramos las raíces de teorías aritmético-geométricas mas profundas, y de los grandes proyectos para entender las Estrellas...

Me siento muy feliz y orgulloso de formar parte de este infinito y hermoso mosaico Mexicano. Y profundamente responsable para contribuir en el desarrollo científico y tecnológico de este majestuoso país, que tan generosamente me ha recibido y me ha dado todo.

Estoy seguro que todos los demás de nosotros aquí presentes, quienes hoy en día recibimos el regalo tan excepcional de esta honorable Cancillería, sienten algo similar.

Hvala Ti dobri Mexico. Que viva México!